top of page

Volver

Salsa Tártara para tus
Tenders de Trucha

Lo que necesitas

  • 200 g de mayonesa (puedes comprarla ya hecha o prepararla con nuestra receta de mayonesa casera).

  • 1 huevo duro. En la receta verás cómo cocerlo.

  • 50 g de pepinillos en vinagre

  • 50 g de tápenas (también llamadas alcaparras, de la variedad que no tiene rabo).

  • 1/4 de cebolleta tierna.

  • 1 cucharada de mostaza francesa.

  • 1 cucharada de perejil picado o cebollino.

Preparación

  1. Empezamos cociendo el huevo (yo ya que me pongo no cuezo solo uno, sino que añado alguno más para tenerlos listos para alguna otra preparación). Pon un cazo con abundante agua a calentar, suficiente para que al introducir los huevos queden completamente cubiertos, y el fuego a temperatura media-alta para que llegue a ebullición.

  2. Añade una pizca de sal y una cucharada sopera de vinagre para que, si algún huevo se rompe dentro del agua, la clara se cuaje rápidamente y no se desparrame.

  3. Cuando el agua esté casi hirviendo aparta el cazo del fuego, ve colocando los huevos uno a uno en una cuchara sopera e introdúcelos en el agua. Pon de nuevo el cazo en el fuego y cuécelos durante 10 minutos para que queden completamente cuajados. Cuando estén listos sácalos del cazo y deja que se enfríen. Si quieres acelerar el enfriado ponlos en un recipiente con agua y unos cubitos de hielo.

  4. Escurre bien las alcaparras o tápenas y pícalas muy finitas con un cuchillo.

  5. Escurre también los pepinillos en vinagre y pícalos igualmente finos.

  6. Pela la cebolleta tierna y pícala.

  7. Lava el perejil, sécalo con papel de cocina y pícalo también.

  8. Trocea el huevo duro a tu gusto, a mi me gusta que quede en trozos pequeños.

  9. Pon en un bol la mayonesa, la mostaza, el huevo duro, los pepinillos, las alcaparras, la cebolleta y el perejil (puedes reservar un poco de perejil para decorar) y mézclalo todo bien con una cuchara.

  10. Resérvala en la nevera hasta el momento de servirla, y como mínimo 30 minutos para que se integren bien los sabores.

 

Mantén la salsa en la nevera, sobre todo si la mayonesa es casera, y sácala unos 15 minutos antes de servirla si no quieres que esté demasiado fría. Para servirla puedes ponerla en una salsera o cuenco y decorar con el perejil picado que habíamos reservado. Si la mayonesa es casera lo ideal es que la gastes el mismo día que la prepares, y si no es casera puedes conservar esta salsa 2-3 días en la nevera.

Volver

bottom of page